Oficio Ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca
Oficio Ministro de Defensa

NO A LA VEDA TOTAL DE LA CONCHA

C-CONDEM - Ecuador, 28 de enero del 2008

VEDA TOTAL DE LA CONCHA, AFECTA A LAS COMUNIDADES DE RECOLECTORES Y RECOLECTORAS ARTESANALES DE LA COSTA ECUATORIANA

DEL 15 DE FEBRERO AL 15 DE MARZO DEL 2008 SE ALISTA LA VEDA DE LA CONCHA. LAS COMUNIDADES DE CONCHERAS Y CONCHEROS DEMANDAN QUE SE GARANTICE SU DERECHO AL TRABAJO Y  A LA ALIMENTACION; QUE LAS AUTORIDADES ACEPTEN SU PROPUESTA DE AUTOVEDA COMUNITARIA PERMANENTE AL TAMAÑO MINIMO DE CAPTURA Y DE DESCANSO ROTATIVO DE LAS ZONAS PRODUCTORAS, LO QUE LES PERMITE TRABAJAR TODO EL AÑO Y A LA VEZ IR GENERANDO LA SOSTENIBILIDAD DEL RECURSO.

La destrucción del ecosistema manglar, principalmente por la acuacultura industrial del camarón, afecta la conservación de su biodiversidad. En el caso de la concha (Anadara símilis y Anadara tuberculosa) la situación es cada vez más grave, miles de familias de concheros y concheras ven como se pierde el recurso que es su fuente de trabajo y de alimentación. El producto cada vez tiene menor tamaño y ya casi no se encuentra.

A días de que se implemente la veda total de la concha, en la costa del Ecuador, las familias de recolectores y recolectoras de concha de la provincia de El Oro demandan implementar una Autoveda Comunitaria Permanente al Tamaño Mínimo de Captura y de Descanso Rotativo de las Zonas Productoras, situación que les permite hacer una manejo permanente del recurso, respetando las tallas y los sitios donde se reproduce el molusco.

La experiencia se viene implementando ya en algunas comunidades de la zona desde hace dos años, en base a conocimientos de los más ancianos, los concheros son capacitados para que respeten las zonas productoras dejándolas descasar por un tiempo (sistema de rotación) y recolecten especies que tiene una talla mínima de 4.5 cm, medida indicada por el Instituto Nacional de Pesca, porque se considera que al alcanzar esta talla el molusco ha terminado su ciclo reproductivo.

“También se está implementando un sistema de “zarandeo”, que consiste en filtrar la concha por mallas de ojo del tamaño mínimo de captura. Las conchas que no pasan la malla pueden ser comercializadas, las más pequeñas deben ser devueltas al ecosistema manglar para que terminen de completar su ciclo y estén listas para el comercio”, explicó la Dra. Lourdes Proaño Albán, coordinadora de la zona sur, del proyecto Mejoramiento de las Condiciones de Vida de la Comunidades Usuarias Ancestrales del Ecosistema Manglar de la provincia de Esmeraldas que llevan a cabo el consorcio FUNDECOL, FEPP  Regional Esmeraldas y CEDEAL.

Esta iniciativa se va extendiendo poco a poco en la faja costera ecuatoriana y se espera lograr en el mediano plazo un manejo comunitario sostenible del recurso.  

“MAS TALAN EL MANGLAR, MAS DESAPARECE LA CONCHA”


Diciembre del 2007. Tala de manglar en el sector denominado "El Chalacal" a hora y media de la ciudad de Machala. Foto: Ma. Augusta Robalino - C-CONDEM.
“Imponer una veda total no es la solución”, dice Tomás Cruz Rodríguez de la Unión de Organizaciones de Producción Pesquera Artesanal de la Provincia de El Oro. “Unos hicieron el daño y los costos los pagamos otros. Además los controles, generalmente, son evadidos. Si no se detiene la tala de manglar y no se recupera este ecosistema no hay solución posible a la perdida acelerada de los moluscos, crustáceos y peces que son fuente de vida de la población costera, indica.   Y  no hay autoridad que nos garantice que se va acabar con la tala del manglar, las camaroneras continúan expandiéndose de forma ilegal e impune y ninguna autoridad dice una sola palabra.”
“Si las autoridades no aportan deteniendo la destrucción del ecosistema manglar, no habrá veda que funcione, tenemos que asumir una corresponsabilidad. Los Pueblos Ancestrales del Ecosistema Manglar, planteamos alternativas de manejo, de recuperación y conservación, esperamos que sean aprobadas por la autoridad, no se puede dejar sin trabajo a los recolectores y pescadores, por un lado nos destruyen el ecosistema y por otro nos vedan los productos. Nuestro derecho al trabajo está amparado en la Constitución de la República del Ecuador y lo vamos hacer respetar”, acotó Líder Góngora Farías, presidente de la C-CONDEM.

CONCHEROS Y CONCHERAS AMENAZADOS

Según estudios realizados por varias universidades de América Latina y especialistas del tema, la situación de la concha, denominada piagua en otros países, está catalogada “en peligro”, la producción ha decaído dramáticamente en los últimos 10 años.

El Dr. Jaime Cantera, director del Departamento de Biología de la Universidad del Valle de Cali, Colombia, indicó que los niveles de desaparición de la concha crecen aceleradamente. Esto se debe a la destrucción de su hábitat que es el ecosistema manglar; a la elevación de la temperatura del agua del Océano Pacífico, por efectos del Calentamiento Global; a una altísima contaminación de los estuarios que reciben descargas de las zonas altas y de industrias como la de la acuacultura del camarón.  Esto determina que el recurso esté cada vez más escaso, incidiendo sobre la economía y la alimentación de las comunidades concheras. 

El Dr. Cantera indica que esta situación de amenaza de extinción es especialmente significativa para el caso de la concha ya que la investigación sobre este molusco es muy escasa, no se cuenta, por ejemplo, con conocimientos exactos sobre el proceso reproductivo de la concha, no se ha logrado reproducir concha en laboratorio, lo que dificulta asegurar su permanencia.

El testimonio de concheros y concheras de la zona norte de la provincia de Esmeradas es ejemplificador, en la Reserva Ecológica de Manglares Cayapas Mataje, en la comunidad de El Viento, Justina, una vieja conchera, comenta que hace diez años la concha se la recolectaba por miles, en cuatro o cinco horas de trabajo una conchera obtenía 1.500 y hasta 2.000 concha. Hoy apenas se alcanza, con suerte, a obtener 150 conchas, explica, pero el promedio es de 100 conchas diarias. 

Los informes de la línea base ambiental del Plan de Manejo Participativo y Comunitario del Refugio de Vida Silvestre del Estuario de Manglares del Sistema Muisne-Cojimies, elaborado por la Fundación de Defensa Ecológica con el apoyo del biólogo Wilsinton Ortega, determinan la existencia de menos de una concha por metro cuadrado, mientras el informe socio económico y cultural da cuenta de la existencia de más de 2.000 mujeres y niñas concheras. En esta zona la recolección promedio diaria por persona no alcanza las 50 conchas. Existen, en este estuario, casi 17.000 hectáreas de piscinas dedicadas a la cría y cultivo de camarón que dan trabajo a menos de un empelado por hectárea.

El esfuerzo pesquero es mayor y los sitios de concheo cada vez desaparecen más en el Ecuador, para dar paso a piscinas de cría y cultivo de camarón, principalmente. Esto es criminal para las poblaciones que milenariamente han vívido de la recolección del recurso. Inmensas áreas del ecosistema manglar han sido privatizadas, de forma ilegal, favoreciendo  a empresarios que se han enriquecido sobre la base del empobrecimiento de por lo menos 50.000 familias de cocheras y concheros, sin contar las familias de cangrejeros, mangleros, carboneros, pescadores artesanales que viven la misma situación.

Al estar amenazada la concha, están amenazadas esas 50.000 familias que no tienen otra alternativa de trabajo. Si desaparece el ecosistema manglar desaparecen sus pueblos, explica el historiador Juan García, estos pueblos no se entienden, no se desarrollan, no viven si el manglar no está.    

Frente a la cercanía de la veda total de la concha, los Pueblos Ancestrales del Ecosistema Manglar demandan se apruebe la propuesta de AUTOVEDA COMUNITARIA PERMANENTE AL TAMAÑO MINIMO DE CAPTURA Y DE DESCANSO ROTATIVO DE LAS ZONAS PRODUCTORAS,    como una forma real de respeto a los derechos fundamentales de nuestras comunidades.

COMUNICACIONES C-CONDEM - manglares@ccondem.org.ec

¡SIN MANGLAR NO HAY PATRIA!

C-CONDEM Corporación Coordinadora Nacional para la Defensa del Ecosistema Manglar del Ecuador. ©2013. manglares@ccondem.org.ec
0.5