Los Manglares no son árboles, son miles de hombres, mujeres, niños y niñas, ancianas y ancianos a quienes Dios les heredó la tierra; el manglar es una forma de vivir, de cantar y sonreir. (Nelson Estupiñán Bass)




    Organizaciones miembros de la CCONDEM

 

 

 

 

 

 

Organizaciones de Esmeraldas, Manabí y El Oro denuncia reforestación de mangle en playones y lugares no aptos por parte de camaroneros, incumpliendo el Decreto 1391

Organizaciones, comunidades ancestrales y pueblos del ecosistema manglar han denunciado ante las autoridades que parte de la reforestación de mangle realizada por la industria camaronera se han realizado en playones y en lugares no aptos, lo que fue comprado en una visita realizada en el Estuario del Río Chone por la Corporación Coordinadora Nacional para la Defensa del Ecosistema Manglar (C-CONDEM).

 

El Decreto 1391 establece la reforestación del mangle –en un porcentaje escalonado en función de la dimensión de las áreas taladas y primeramente al interior de las camaroneras-, con el fin de resarcir, con un máximo del 30% del daño causado por la tala del manglar. Desde la década de los setenta hasta hoy han desaparecido un 70% del ecosistema manglar en nuestras costas para el desarrollo ilegal de la industria del camarón en cautiverio.

 

Un sector de camaroneros, han reforestado el mangle en playones y zonas no  aptas y adecuadas afectando estos ecosistemas que antes fueron utilizadas, por recolectores y pescadores artesanales e incluso población local, para sus actividades de subsistencia económica y alimentaria, constituyéndose este tipo de reforestación es una nueva violación al derecho a la salud, al trabajo, a la alimentación y al libre tránsito.

0.4