EN LA PARROQUIA BOLÍVAR SE DESARROLLA ENCUENTRO POR EL DÍA INTERNACIONAL DE LA DEFENSA DEL ECOSISTEMA MANGLAR

En Muisne provincia de Esmeraldas en el 1998, con el arribo del buque insignia de la organización ambientalista Greenpeace para cumplir una investigación de la destrucción del manglar, por la industria del camarón y esa misma fecha se declaró como día Internacional por la Defensa del Ecosistema Manglar y ya en el 2015 la Conferencia General de la UNESCO aprobó esta fecha.

Los manglares han sido tradicionalmente el sostén de miles de familias pobres, que se vieron afectados por las posibilidades de subsistencia.

La intención de esta conmemoración es hacer conciencia sobre la conservación de los manglares como un ecosistema especial y vulnerable, según la UNESCO.

En este marco desde el sábado 23 de julio, en Mompiche-parroquia Bolívar al sur del cantón Muisne, se encuentran delegaciones de la Asociación del Sindicato de Rama, Alianza Internacional por los Territorio Marino Costeros y el Cambio Climático (ALMACC), delegados de C-condem Ecuador y Slow Food campaña Slow Fish, los mismos que cumplen de una amplia agenda por el 26 de julio.

De este evento, el historiador y maestro de la Universidad Central del Ecuador Fernando López, habló de la situación que vive el país y el mundo, derechos territoriales y colectivos de los pueblos del mar, manglar, de riberas, control y acceso a los espacios de vida.

Además, se profundizaron los valores ambientales, carbono azul y sus implicaciones en relación a procesos de privatización y desplazamientos de poblaciones locales.

Ana Isabel Márquez, profesora de la Universidad San Andrés Colombia planteó los derechos civiles de los pueblos de recolectores y pescadores. Asisten pescadores, recolectores y campesinos del norte de Esmeraldas, Muisne, El Oro, Manabí y Machala.  

Los manglares son ecosistemas ubicados en el límite entre la tierra y el mar. Están presentes en zonas tropicales y se encuentran en Brasil, México y Ecuador y toda la región.

Según características son singulares, pues los árboles que crecen en ellos, la hacen en agua salada, debido a la convivencia con las masas de agua provenientes del mar. Además, alberga la vida de peces y crustáceos. Su valor para la biodiversidad del planeta va más allá, esto porque los suelos de los manglares albergan gran cantidad de carbono evitando que produzcan emisiones y demás, funciona como una defensa natural de mareas altas y sunamis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.