Los Manglares en peligro

www.elcomercio.com

Más de 200.000 familias se sostienen gracias a la industria del camarón y el Ecuador recibió, por exportación de este crustáceo, 3.284 millones de dólares el año pasado.

El éxito creciente y sostenido de esta industria, fue revelado en Aquaexpo, celebrada en Guayaquil con motivo de las fiestas octubrinas.

¿Dónde viven y se multiplican los camarones y otras valiosas especies? En los manglares de nuestra costa. Una muy reciente sentencia de la Corte Constitucional consigna esta realidad: “Los manglares son humedales marino-costeros, ecosistemas de árboles que proporcionan hábitats para animales como cangrejos, peces, camarones, crustáceos, moluscos, insectos, pájaros, reptiles y demás fauna silvestre y que, en su conjunto, ofrecen la base alimentaria para millones de personas” Se fundamenta en estudios de la FAO, Naciones Unidas.

Pero no se trata solamente de alimentación. En la sentencia se deja constancia, igualmente con fundamento en estudios nacionales e internacionales, de que:… “los ecosistemas de manglares contribuyen, además, a mitigar el cambio climático global porque … “los bosques intactos de manglares almacenan enormes cantidades de carbono en sus árboles y suelos y su crecimiento es capaz de producir rápidos índices de fijación del carbono … “pueden proteger las áreas costeras contra fuertes vientos y mareas, suministrar zonas de desove para peces vertebrados y retener el sedimento”.

Los manglares de nuestra costa están en peligro. La protección legal que les dio la Constitución y varias leyes alusivas (entre ellas el Código Orgánico del Ambiente), recibió una modificación inocente que consistió en agregar entre las permisiones esta frase:… “otras actividades productivas”. Estas “otras” podrían concretarse en creación de haciendas ganaderas, de amplias zonas para sembrar palma aceitera y para zonas de turismo de lujo. Para ello se tendría que erradicar los manglares, con todas las consecuencias para el clima y para la economía de miles de personas que viven de la producción de la fauna amparada por los bosques de manglares.

Si recordamos el problema con los tiburones al que, con una reforma, se dejó abierta su captura “incidental” (solo si caen, sin querer, en las redes de la pesca general) abrió la puerta para una cacería devastadora que pone en peligro el equilibrio de la fauna del mar regulado por los tiburones para su alimentación.

La sentencia de la Corte Constitucional expedida el 8 de septiembre próximo pasado, y que se recomienda leerla y releerla por ser un documento ejemplar de ciencia y de normativa legal, dispone en la parte resolutiva pertinente: “Declarar la inconstitucionalidad, por afectar la seguridad jurídica, de la frase “otras actividades productivas”.

Esas “otras” que, a título de “industria”, puedan acumular dinero para nuevos ricos y mayor pobreza para los pobres.

www.elcomercio.com, 08 de noviembre de 2021